¡Feliz Navidad!

¡Feliz Navidad 2020!

¡Llegó la Navidad y el Año Nuevo está cerca! . La música navideña, las luces en las calles, en las plazas y en los Centros Comerciales animan a la gente y hace pensar que armar el pesebre, decorar el árbol comprar y celebrar son los objetivos de las “Fiestas de Navidad y del Año Nuevo”.

Es verdad que el año 2020, para todo el mundo; ante un escenario de una pandemia, nada es igual, muchas cosas han cambiado. Para muchos la llegada de la Navidad y el Año Nuevo puede ser aún más abrumadora debido a las dificultades que se presentan para poder reunirse con familias y amigos distantes, además de la falta de recursos para comprar la comida y los regalos para los seres queridos. La sensación de soledad abruma a muchos, al no poder compartir la celebración de la Navidad con los seres queridos por diversas razones.

En este año 2020 más que nunca, reflexionemos acerca del verdadero significado de la Navidad como un tiempo para expresar nuestra gratitud; un tiempo de celebrar la salud, la fortaleza, la paz que solo Dios nos puede dar. Es el tiempo para recordar como Dios mostró y sigue mostrando su gran amor por nosotros cuando envió al mundo a su Unigénito Hijo Jesucristo, Dios humanado, Emanuel para nacer, cumpliendo así Su promesa que había sido anunciada por cientos de años.

¿Por qué Dios Padre envió a su Unigénito Hijo a este mundo a veces cruel y duro? Porque Dios Padre demostró su amor por nosotros cuando envió a su Hijo Jesucristo al mundo para que el mundo sea salvo por él. Juan 3:16-17. Jesús nació como humano para pagar el precio de nuestra salvación, el precio por nuestros errores, nuestras rebeliones, nuestras ofensas, nuestros pecados. De Adán y Eva, todos hemos heredado esa naturaleza de pecado. Todos nacemos con una naturaleza pecaminosa y hacemos cosas que no agradan a Dios. Jesús vino para enseñarnos una nueva manera de vivir, murió en la cruz por nuestros pecados y resucitó para darnos salvación y vida eterna. Solo a través de Jesús, podemos ser perdonados y llegar a experimentar un nuevo nacimiento. Nuestra naturaleza pecaminosa puede ser transformada cada día para parecernos más y más a Él. 2 Corintios 5:17.

Cuando Jesús nació, un ángel enviado por Dios anunció a la gente común, a pastores de ovejas “la buena noticia del nacimiento del Salvador, que es Cristo el Señor”. Multitudes de ángeles alabaron a Dios y decían: “¡Gloria a Dios en las alturas! ¡Paz en la tierra a todos los hombres de buena voluntad!. Los pastores, los reyes magos, sabios astrónomos que viajaron largas distancias para adorar al Mesías siguiendo la estrella del oriente que se detuvo sobre Belén de Judea y juntos con los ángeles, glorificaron y alabaron a Dios por todo lo que habían visto y escuchado, mientras que el rey gobernante se rebelaba al ver amenazado su poderío. Mateo 2:3-8, 16-18, Lucas 2:8-20

Jesucristo es nuestro Salvador, nuestro Sanador, Pan de Vida, Fuente de Agua Viva, nuestro Pastor que satisface todas nuestras necesidades y que nunca nos abandona. Juan 5:8-9, Juan 7:37-39, Juan 10:14, 15, Juan 11:25-26, Juan 12:46-47.

Celebremos la Navidad, oremos pidiendo al Señor la fe, la paz el amor que nos haga falta para ver nuestro futuro con optimismo a pesar de lo que esté pasando a nuestro alrededor y en el mundo. Oremos para que la paz, la seguridad y la alegría que nos da el saber que somos hijos de Dios, nos motive a celebrar la razón de la Navidad fortalecidos por la fe y la esperanza de que nuestro presente y nuestro futuro está en sus manos, que Él nos ama y quiere lo mejor para nuestras vidas y siempre estará con nosotros. ¡Feliz Navidad! . ¡Feliz Año Nuevo 2021!

Compartir:

1 comment

  1. Excelente exposición sobre el verdadera significado de la Navidad. Jesús nació con un objetivo: morir en la cruz para llevarse nuestros pecados. Gloria a Dios por ese sacrificio de su previoso hijo. Gracias por su nacimiento.

Responder a PEDRO MALDONADO Cancelar la respuesta