Regresando a lo Natural I y II

Regresando a lo Natural I

¡¿Por qué estoy engordando tanto?!. ¡¿Por qué estoy perdiendo el cabello?.¿Qué pasa con mis rodillas?, ¿Qué pasa con mi memoria?, ¡ todavía soy joven !. ¡Mi encías y mi boca se me irritan y se inflaman con frecuencia!. ¡Me molesta la irritación al orinar y ya me ha visto el médico varias veces!. ¡Mi piel se ve reseca y envejecida¡ .

Si te has estado observando situaciones como las descritas, haciéndote preguntas similares o aun, ya has tenido que recibir trata­mientos médicos sin haber obtenido una solución definitiva; no te entrañes; otras personas alrededor del mundo vienen experimentando situaciones similares y lo que leerás a seguidas podría ayudarte a encontrar una solución definitiva.

Con la expansión de la industria de la alimentación y de los productos químicos usados como cosméticos, se ha venido incrementando la práctica de sustituir de los ingredientes y los procesos naturales en la producción de alimentos, bebidas y cosméticos para uso humano y animal, lo cual viene mostrando su repercusión en el deterioro de la salud de la población en diversos lugares alrededor del mundo.

Aunque en algunos países, todavía se mantienen ciertas regulaciones en cuanto a la modificación genética de los animales y de los vegetales o al uso de hormonas en la cría de animales para uso alimentario; ya una mayoría de países alrededor del mundo han abierto el mercado a las azúcares no naturales tradicionales como la azúcar de caña, la azúcar de remolacha o la miel de abejas pura. Desde el inicio de su uso masivo en los principios de los ochentas, los azucares ricos en fructosa como el jarabe de maíz u otros cereales se vienen utilizando para endulzar alimentos, pastelería, golosinas y refrescos a nivel internacional y con ello, el incremento mundial de la incidencia de obesidad y de diabetes.

Las azucares llamadas pesadas, por su mayor contenido de fructosa, son producto de modificaciones químicas diseñadas las cuales pueden causar trastornos metabólicos como la diabetes y la obesidad en los consumidores aun a edades tempranas, durante la infancia.

Como consumidores, la resolución responsable e inmediata que se debe tomar es el de dedicar tiempo para informarse, educarse y concientizares acerca de los productos y alimentos que estamos consumiendo y de allí, proceder a hacer los cambios necesarios. Tal vez tome un poco de trabajo y dedicación inicial pero el ahorro en los costos en salud, en la cesta alimentaria y en los cosméticos una vez adquirida la práctica, le agregara valor al esfuerzo inicial que toma el aprender.

Sugerencias básicas para considerar:

– Al comprar alimentos, refrescos o cosméticos, se debe informar y tomar en cuenta los INGREDIENTES que contienen. Se debe leer la lista de los ingredientes

 Evitar, o mejor aún, descartar el consumo de refrescos, jugos, batidos, salsas, golosinas, dulces, procesados industrialmente pues en su mayoría ya no son endulzados con azúcar natural de caña sino que son endulzados con azúcares producto de modificaciones químicas y son etiquetadas como: “glucosa fructosa”, “fructosa pesada”, “azúcar liquida”, azúcar de maíz o simplemente “azúcar” en español; o como “sugar”, o “HFCS” (High Fructose Corn Syrup) en inglés. Hay que asegurarse también de que la crema dental tampoco las contenga pues su uso puede llegar a producir enfermedades inflamatorias en las encías. En las refresquerías y restaurantes, exija el uso de azúcar granulada de caña y evite la “azúcar liquida”.

El resultado del observar cuidadosamente estas precauciones podría manifestarse como la solución a las irritaciones bucales, ayudar a lograr la pérdida de peso deseada para la salud y en la mejoría de la diabetes, en caso de que ésta ya se haya desarrollado.

 Además de las azúcares descritas, los refrescos, las sodas y las bebidas carbonatadas usualmente también contienen ácido fosfórico, benzoatos, o aspartamo cuando son etiquetadas como “bebidas de dieta”. El uso frecuente de estos ingredientes químicos se ha encontrado que pueden asociarse con el desarrollo de osteoporosis (desgaste de los huesos), con cáncer, con  tumores cerebrales, o con cuadros convulsivos respectivamente.

– Evaluar concienzudamente el beneficio del uso del glutamato mono sódico (MSG), popularmente llamados “cubitos”, para resaltar el sabor de los alimentos. Aunque su relación causal con el cáncer es todavía discutida, su relación causal con jaquecas, palpitaciones y malestares estomacales sigue siendo ampliamente confirmada.

– Aprovechar la disponibilidad de las frutas naturales como el mango, el limón, el coco, las fresas, el níspero, la lechosa, la parchita, las bananas y otras frutas. para preparar bebidas y postres o dulces nutritivos y sanos, que pueden ser endulzados con azúcar natural de caña no procesada conocida como “panela” o “piloncillo” o  la granulada, o con miel natural, evitando así el consumo de químicos artificiales o químicos nocivos para la salud.

– Aprovechar las propiedades medicinales de las frutas y los vegetales que se compran en el mercado o que pueden cultivarse y tener disponibles en el patio de la casa. Los beneficios del uso tanto tópicos como sistémicos o internos de la sábila o aloe vera son bien reconocidos. La aplicación tópica ayuda en el alivio del dolor de quemaduras o de heridas  y alivia la comezón o prurito. Tomada  como bebida, ayuda la digestión, mejora el estreñimiento, puede ayudar a reducir el azúcar en la sangre y facilitar la pérdida de peso

Vegetales como las raíces de cúrcuma o tumérico y del jengibre, que tradicionalmente se consumen en ensaladas, con miel, granulados o puros para te, o aun en polvo como condimentos para dar sabor a las comidas, son conocidos por siglos en Asia por sus propiedades medicinales y ahora están siendo cada vez más conocidos y usados en el mundo occidental. Se ha visto que las personas que consumen jengibre, cúrcuma y zanahorias regularmente con frecuencia, presentan una disminución en el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, cáncer, diabetes o enfermedades inflamatorias articulares, así como una mejoría objetiva en personas que padecen esas enfermedades y que comienzan a consumirlas regularmente.

Otros beneficios importantes de consumir cúrcuma es que puede revertir la demencia o Alzheimer especialmente si se le añade el ingerir regularmente el aceite de coco. Así mismo, se ha demostrado como el uso tópico o local de la cúrcuma ayuda a sanar heridas de la piel con una cicatrización discreta.

En cuanto al jengibre, su consumo tanto en rodajas como en polvo actúa combatiendo la inflamación y el dolor expresado en el alivio de las irritaciones de las vías respiratorias, las ronqueras y en la mejoría de los diferentes tipos de artritis. Igualmente se ha visto que ayuda a la digestión y que puede mitigar las náuseas y los cólicos, incluyendo las náuseas en pacientes después de cirugías o de quimioterapias. También se ha demostrado que el jengibre puede mejorar la memoria.

 

Regresando a lo Natural II

En la sección anterior vimos como con la industrialización de la alimentación, se ha venido sustituyendo el uso de los ingredientes naturales en los alimentos por el uso de químicos y procesos artificiales, lo cual ha venido afectando la calidad de la salud de la población alrededor del mundo. El reemplazo de las azúcares naturales como la azúcar de caña, por otras azúcares o edulcorantes, como la glucosa fructosa, producida a partir del maíz, del arroz o el trigo han venido incidiendo en el incremento de la diabetes y de la obesidad a nivel mundial, aun en niños.

En esta segunda parte nos enfocamos en informar acerca del uso de cosméticos que pueden causar alergias o  influir en el envejecimiento prematuro de la piel, o en la caída del cabello. También presentamos consejos acerca del uso apropiado de los equipos electrónicos para evitar o prevenir trastornos tales como adicción a su uso, o alteración en la función o en la fertilidad masculina. Es nuestro deseo, que la información suministrada en este artículo le anime a tomar el tiempo para reflexionar y para educarse más ampliamente en las aéreas que pueda afectar su persona, de manera que le ayude a hacer los cambios que sean necesarios para vivir una vida saludable.

Sugerencias básicas a considerar:

 Al comprar cosméticos, tome en cuenta los INGREDIENTES. Si ha notado irritación, resequedad, envejecimiento prematuro de la piel, caída del cabello o la sensación de irritación al orinar que persiste a pesar de recibir tratamientos médicos, le sugiero que revise los ingredientes en los cosméticos, jabones, champús, acondicionadores, espumas de baño, toallitas y cremas de limpieza personal que usted usa. Revise si sus productos contienen los ingredientes conocidos como el laurillo sulfato de sodio (SLS) o  los parabenos (Sodium Lauryl Sulfate y Parabens en inglés) y evítelos.

El laurilo sulfato de sodio o SLS es un químico detergente limpiador que es usado en cosméticos, en cremas dentales y en productos farmacéuticos de uso tópico que pueden producir irritación de la piel, de los ojos, de las membranas y de las mucosas. Los parabenos son químicos usados en cosméticos y alimentos con el propósito de preservarlos de contaminación de hongos y bacterias y que tradicionalmente se han considerado como inocuos para la salud. Sin embargo, se puede ver que tanto el uso repetido de los parabenos como el uso de productos con SLS, puede provocar reacciones como la irritación, resequedad y resquebrajamiento de la piel, la caída del cabello o la irritación al orinar, tanto en los humanos como en los animales.

El solo evitar estos ingredientes puede ser lo único que se necesite hacer para eliminar los efectos descritos. Adicionalmente, para revitalizar la piel y el cuero cabelludo que hayan podido ser afectados, el uso de una mezcla de aceite natural de coco con jugo de sábila o aloe, ayudará al proceso de recuperación al poco tiempo de su uso. Esta loción puede usarse en la piel de la cara, en el cabello después del champú y puede enjuagarse con agua; también se puede usar en el cuerpo y en los pies resecos por el uso de las sustancias químicas ya descritas.

Los cítricos ricos en vitamina C y minerales contenidos en la pulpa del limón y la naranja, así como los aceites contenidos en la pulpa y la concha también pueden ayudar a sanar y a mantener la piel sana al aplicarlos frotando la parte interna de concha, piel o cascara de los limones o de las naranjas después de haberlos exprimidos para jugo.

En cuanto a los electrónicos; al comprar instrumentos electrónicos como teléfonos celulares, las computadoras y las tabletas, sugiero considerar el tipo de producto a escoger y el cómo usarlos, de manera que represente una compra inteligente que no amenace su salud ni la de los suyos. Tanto las computadoras, especialmente las laptops y las tabletas, como los celulares androides que usan internet vía Wi-Fi, emiten radiaciones electromagnéticas y de calor, las cuales se han encontrado que pueden producir trastornos como cansancio y fatiga con su uso prolongado. Igualmente, se viene alertando acerca de la relación entre el uso prolongado de estos equipos electrónicos en contacto con el cuerpo (laptops, bluetooth) con la creciente incidencia de la impotencia y la infertilidad masculina, así como con el incremento del riesgo a padecer tumores cerebrales, oculares o mamarios; sin olvidar el ya reconocido riesgo a la adicción por uso de los electrónicos: teléfonos y computadoras tanto en adultos como en niños..

Al comprar instrumentos electrónicos debe tomarse el tiempo de leer el manual del fabricante el cual describe cómo deben usarse estos dispositivos, los riesgos que pueden presentarse por su uso y las precauciones que deben tomarse.

Es esencial entender que no se trata de no poder usar estos avances tecnológicos, sino que deben usarse en una manera inteligente. Los principios básicos de protección a tomar en cuenta son el tiempo diario de uso y la cercanía o distancia del dispositivo que usamos a nuestro cuerpo. Mientras sea posible, use internet por cable, evite el uso prolongado del internet inalámbrico o Wi-Fi y mantenga el router alejado del tránsito de las personas en la casa.

Evite el uso prolongado de las computadoras, tabletas y de los teléfonos inteligentes en contacto con el cuerpo, nunca los use en el regazo, a menos que use la protección adecuada, como una bandeja gruesa diseñada para las laptops con el propósito de proteger al usuario. Esta recomendación es especialmente importante para los varones.

Es importante tener en cuenta que los niños son especialmente vulnerables porque su cuerpo se encuentra en fase de desarrollo y su cerebro, sus ojos y demás órganos pueden ser afectados más fácilmente. Con el teléfono celular, evite usarlos pegados a los oídos o a los ojos; use el parlante o los audífonos. Con las laptops, use una base gruesa de metal, plástico o madera, o mejor aún, como se dijo, use una bandeja de las que han sido especialmente diseñadas para poder protegerse de la trasmisión de calor y de las radiaciones (REM). Mientras mayor sea la distancia del cuerpo, más gruesa la protección y menor el tiempo de uso, mayor será de seguridad para su salud y las de los suyos.

Por último, ponga la computadora y el teléfono, las redes sociales y el televisor a un lado y disfrute de su familia y de sus amigos, y así no tendrá que lamentar el tiempo que no compartió con ellos; lea libros convencionales en papel, no electrónicos y tómese un tiempo de descanso, como nuestros abuelos lo hacían.

¡Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría y obtiene la inteligencia, porque su ganancia es más que la ganancia de la plata, sus beneficios más que los del oro fino!

Proverbios 3: 13-14

Por: Dra. Ledy Maldonado de Rivas

Descargar (PDF)

Compartir:

2 comments

  1. Al leer Regresando a lo Natural puedo entender cuantos errors he cometido al usar todos estos productos que me hacen engordar y hasta alejarme de mi familia, gracias por los consejos, Dios les bendiga.

  2. Interesante articulo observo que debemos de tener cuidado , con los equipos electrónicos dado a que por lo general se comenten muchos errores que sin darnos cuenta afecta nuestra salud.

Deja un comentario