¿Qué son las Primicias?

En el Antiguo Testamento, en el libro de Éxodo, encontramos un pasaje del cual deseo comentar: “Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Jehová tu Dios”. (Éxodo 23:19)

La palabra “Primicias”, define el fruto primero de cualquier cosa, son los primeros frutos de la cosecha ofrecidos a Dios, en acción de gracias, por su bondad. Primicia, literalmente, significa: “Noticia, hecho que se da a conocer por primera vez” y puede entenderse como una promesa por venir. Dios instituyó las primicias, como un principio que Israel debía practicar, y que durante el desarrollo de la iglesia, los cristianos aplicaron con los frutos y ganados, que además del diezmo, se daba a la Iglesia; guardando el principio de que lo primero de cada cosa pertenece a Dios. Cuando algo es llamado “primicia”, “primera cosa”, o “cosa santa o dedicada”, Dios lo pide para sí, porque Dios ve lo primero como la representación de lo que continúa, de lo que ha de venir.

Lo que debemos entender, es que todo lo que tenemos viene de Dios, y el honrarle con lo primero, aun, la primera parte de nuestro día, es un privilegio que tenemos. En el Salmo 5, versículo 3 leemos como el salmista expresa: “Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré”. Hay oportunidades en que damos a Dios lo que nos sobra de nuestro tiempo, de nuestras habilidades o de nuestro dinero; sin embargo, cuando damos a Dios lo primero de nuestros recursos, demostramos que Dios ocupa el primer lugar en nuestra vida, entendiendo que nuestros recursos le pertenecen a Él, y que nosotros somos sus administradores.

Dar primero a Dios, nos ayuda a dominar la ambición, nos ayuda a desarrollar un corazón dador, y nos enseña a administrar debidamente los recursos de Dios, mientras que nos abre la puerta para recibir bendiciones. El propósito de las primicias es, que la bendición de Dios repose sobre nuestros hogares y nuestras vidas, así como nos lo dice la Biblia en el libro de Ezequiel, capitulo 44: 30 “De los sacerdotes serán los primeros frutos de todo, y todo lo que se presente de todas las ofrendas. De igual manera, se darán a los sacerdotes las primicias de todas sus harinas. Así la bendición se posará en sus casas”.

Cuándo le dedicamos a Dios nuestras primicias, le estamos reconociendo como la fuente de nuestra provisión. Lo que hagamos con las primicias, establece la promesa que vendrá para el resto de lo que emprendamos.

Por: Lcda. Eilin Torres 

Compartir:

12 comments

  1. Bendiciones
    Tremenda enseñanzas

  2. Dios la bendiga por la enseñanza

  3. Gracias por poner su conocimiento al service de los demas.
    Bendiciones.
    Jimmy.

  4. Exelente información Dios les bendiga fue de mucha utilidad para mi ministerio, gracias

    1. Maravillosas enseñanzas..el Señor les bendiga grandemente por enseñar y explicar la palabra de Dios.!!
      Para que el pueblo de Dios no perezca por falta de conocimientos..
      Bendiciones!!

  5. Gracias por tomar el tiempo para escribir esta enseñanza tan importante

  6. Buenas noches bendiciones a todos, tengo una consulta….
    Siendo la primicia lo primero, la nueva noticia… yo sí tengo una gallina y me da 15 pollitos a estos pollitos tengo que llevarlos a presentar…. O si tengo 1 árbol de acerolas los primeros frutos tengo que llevar a presentarlo…???
    Soy nueva en esto me podrian enseñar más a cerca de este tema por favor…
    Gracias.. que la paz de Dios esté en todos..

  7. Muy simple pero contundente la explicacion. Gracias.

  8. Exelente explicación muchas bendiciones y gracias

  9. Yo quiero dar mi primera primicia porque Dios ha sido grande conmigo. No me congrego desde hace tiempo y no sé donde darla.

    La paz del Señor.

  10. Necesito ayuda, no me aclaro con esto de los libros electronicos. Estoy mirando aqui algunos ya que según dicen son los mejores del mercado, cual me cojo?

Deja un comentario