Enfermedades de Transmisión Sexual

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) o infecciones de transmisión sexual (ITS), son aquellas que pueden transmitirse de una persona a otra durante una relación sexual, cualquiera que sea la vía usada durante la relación. También se conocen como “enfermedades venéreas”. Pueden ocurrir en neonatos, debido a la transmisión intrauterina, durante el parto, o a través de la lactancia materna. Algunas ETS pueden transmitirse también por la vía sanguínea, como ocurre con la sífilis, la hepatitis B y la infección por el VIH. La mayor proporción de casos de ETS ocurre en personas entre los 15 y 49 años, mostrándose la mujer con una mayor vulnerabilidad para contraer este tipo de enfermedades.

Las enfermedades de transmisión sexual, ETS o ITS, continúan siendo uno de los principales desafíos de la salud pública en Latinoamérica y el mundo A pesar de existir tratamientos curativos para la mayoría de las ETS, la incidencia mundial, se ha incrementado en la última década, especialmente en la población juvenil. Las ETS constituyen un problema de salud pública importante debido a su alta prevalencia, su transmisión perinatal, las complicaciones que originan y por su función facilitadora en la transmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Aunque los agentes causales, y el tratamiento de las ITS o ETS son variados, dado a que tienen en común la vía de trasmisión relacionada con la actividad sexual, los efectos y las complicaciones, así como las medidas de prevención que se aplican, son similares. Las infecciones y sus agentes causales más frecuentes son:

  • Infecciones Bacterianas: Clamidias, Gonorrea, Sífilis
  • Infecciones Parasitarias: Tricomoniasis
  • Infecciones Micóticas u Hongos: Candidiasis,
  • Infecciones Virales: Herpes simple, Hepatitis B, VPH o HPV y VIH SIDA (H.I.V Positivo), VHS.

La infección por Clamidia es usualmente «silenciosa» ya que la mayoría de las personas no presentan síntomas o, al igual que otras infecciones bacterianas, parasitarias o micóticas, puede presentarse con la sensación de ardor al orinar o con flujo genital. En los recién nacidos, la infección por Clamidia es una de las causas frecuentes de neumonía y de conjuntivitis, y el VHS genital puede causar infecciones potencialmente mortales en los bebés. En la mujer embarazada y en los bebes, las ETS pueden propiciar partos prematuros. En los adultos, la infección por VHS o VPH se pueden manifiestan con lesiones superficiales y verrugas genitales.

El virus del papiloma humano o VPH puede también causar cáncer de cuello uterino, de vulva, de vagina, de pene, de ano y cáncer de la garganta. Prácticamente todos los casos de cáncer cervicales y los cánceres de ano, son causados por el virus VPH. Así mismo, más de la mitad de los casos de cánceres de la orofaringe y de otros menos comunes como el cáncer de vagina, y la tercera parte de los cánceres de pene, son causados por infecciones por virus VPH.

En cuanto al tratamiento, mientras que las infecciones bacterianas, parasitarias y micóticas se tratan con antibióticos, todavía no existe un tratamiento que pueda curar definitivamente las enfermedades virales como el Herpes; hasta ahora, los medicamentos antivirales solo pueden acortar y prevenir los brotes de la enfermedad. El cáncer puede ser tratado con buenos resultados durante su fase temprana.

La manera más segura de combatir el serio problema de salud pública causado por las ETS, tanto las infecciones como el cáncer, es la prevención: evitar los riesgos de contagio. El concientizar la población acerca de la importancia de prevenir y evitar el contagio, amerita la formación y la difusión de programas de información y educación, que aborde los escenarios de riesgo.

En la actualidad, los programas de Salud Publica hacen énfasis en la prevención de las ETS con la abstinencia a la sexualidad promiscua, al limitar la cantidad de parejas sexuales; con el uso de preservativos de la manera correcta, el no compartir nunca jeringas y con el uso de nuevos medicamentos. El uso de preservativos puede reducir el riesgo, pero no garantiza la protección total contra la trasmisión de las ETS. Así mismo, la educación sexual exclusivamente biológica como la que se da en las escuelas no solo no ha ayudado a solucionar el problema sino que las ETS o enfermedades venéreas y los embarazos en adolescentes fuera de matrimonio han aumentado en muchos países de Latinoamérica.

Vivimos en una sociedad con valores morales debilitados que promueve la sexualidad temprana, lo cual requiere una mayor difusión de información acerca de sus implicaciones y las potenciales consecuencias como son las ETS, el cáncer y los embarazos en las adolescentes y fuera del matrimonio. La manera más segura de prevenir las enfermedades de transmisión sexual o ETS es el tener una vida de pareja estable, mutuamente monógama con fidelidad basada en el amor, o la abstención del contacto sexual. El tener en cuenta y guardar las recomendaciones y principios resumidos a continuación, es fundamental:

  • Relación monógama matrimonial. El sexo fue diseñado para su disfrute en matrimonio
  • Limitar el comienzo de las relaciones sexuales al matrimonio
  • Evitar la promiscuidad
  • Evitar ciertos tipos de actos sexuales no naturales.

Es en el ambiente de la familia, la célula de la sociedad, donde se inicia la vida social. En la familia como escuela, se enseñan y se aprenden los primeros valores que sustentan la vida de la persona en la sociedad. Son los padres especialmente, y los líderes sociales y religiosos los que puede contribuir a la estabilidad y al fortalecimiento de una sociedad. Un niño que desde temprana edad ve el amor, la fidelidad y el respeto entre sus padres, estaría recibiendo los ejemplos para la más adecuada educación sexual y la mejor manera de vida. Es necesario que los padres demuestren la sexualidad basada en el amor y la fidelidad de pareja, con el fin de vivir en una familia digna de acuerdo a los principios que Dios estableció.

Ver el sexo como una fuente de placer sin restricciones sociales y morales puede producir un ratito de placer con un riesgo cada vez mayor de llevar a una enfermedad capaz de terminar con la vida.

“Huyan de la inmoralidad sexual. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, ocurre fuera del cuerpo; pero el que comete inmoralidad sexual peca contra su propio cuerpo” 1 Corintios 6:18

 

PASAJES BIBLICOS RELACIONADOS

Proverbios 5:18. «¡Bendito sea tu manantial!, ¡Alégrate con la mujer de tu juventud!»

1 Corintios 7:2: “Pero por causa de la inmoralidad sexual, cada hombre debe tener su propia esposa y cada mujer su propio esposo”

Éxodo 20:14: «No cometerás adulterio»

Romanos 1:26-27: “Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas. Hasta sus mujeres cambiaron las relaciones naturales por las que van en contra de la naturaleza. De la misma manera, los hombres dejaron las relaciones naturales con las mujeres y se encendieron en su lascivia unos con otros. Cometieron hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibieron en sí mismos la retribución que merecía su perversión”

Hebreos 13:4: “Todos ustedes deben honrar su matrimonio, y ser fieles a sus cónyuges; pero a los libertinos y a los adúlteros los juzgará Dios”

 

REFERENCIAS

  • American Cancer Society http://www.cancer.org/espanol/cancer/queesloquecausaelcancer/infeccionesycancer/fragmentado/virus-del-papiloma-humano-vph-cancer-y-la-vacuna-contra-el-vph-preguntas-frecuentes
  • Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) http://www.cdc.gov/spanish/datos/etsdatos/
  • EPIDEMIOLOGÍA DE LAS ETS. Mallqui-Osorio Marisela DERMATOLOGÍA PERUANA – VOL. 10, Suplemento Nº 1, DICIEMBRE 2000
  • Reina Valera Contemporánea (RVC)

Por: Dr. Felipe Morillo León

Descargar (PDF)

Compartir:

1 comment

  1. Yo soy solo un niño de 13 años, y solamente estaba buscando algo para mi exposición, pero esto me a ayudado a comprender las cosas de diferente manera

Deja un comentario